Tres parejas en los albores del siglo XX se enredan en un fin de semana en el campo. Sus seducciones frustradas y un mágico alboroto sexual llevan a estos personajes urbanos, en un entorno campestre, a detonarse en una noche de verano en un juego onírico de reflexión existencialista sobre la comunicación entre el mismo grupo social, pero también en la relación con uno mismo.
Los deseos y las necesidades florecen en ese campo repleto de duendes mágicos y luces incandescentes de esta comedia enredosa con las constantes del cine de Woody Allen y sus personajes, por el entorno que les rodea.
Producciones relacionadas